La actriz se ha convertido en una de las productoras más importantes de la industria con adaptaciones literarias y su todopoderoso club de lectura.

Los libros pueden cambiar el mundo, sobre todo si eres Reese Witherspoon y si cada volumen que eliges se convierte en uno de los más vendidos del planeta, de los más escrutados y, en ciertos casos, objeto de una millonaria adaptación a la pantalla. De su pasión por la lectura, la actriz, productora y empresaria ha creado todo un imperio mediático que se sustenta también en aquello que más le preocupa: que el feminismo y la diversidad sean capaces de encontrar su espacio.

Witherspoon, de 45 años, vive un momento de celebraciones redondas. Este 2021 cumple 30 años desde que se iniciara en el cine siendo solo una adolescente. Pero también 20 desde que hizo el papel que la catapultó a la fama y la convirtió en uno de esos famosos de estatus hollywoodienses, el de Elle Woods en Una rubia muy legal. También hace ahora 15 que se hizo con su Oscar por En la cuerda floja. Y son cinco los que cumple al frente de Hello Sunshine, la empresa que fundó para hacer básicamente lo que le diera la gana. O para, como se preguntan ella y sus 70 empleadas (mayoría mujeres) constantemente, “¿Cómo hacerlo mejor?”. Una singular marca que la revista Time no ha dudado en colocar en su portada y en calificar entre las 100 más influyentes del mundo, situándola a la cabeza en su categoría de pioneras por delante de la app de citas Bumble, de Fenty de Rihanna, de la zapatera sostenible Rothy’s o de la empresa de verdura proteíca sin carne Beyond Meat.

Seguir leyendo

%d bloggers like this: